line
 
 
 
 
 
 
 
PANADERÍA DON POLY
 
La excelencia en pan, pasteles y bocadillos
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Conoce nuestra historia y crecimiento

 
 
 
 
 
Nuestros antecedentes en el ramo de la panadería se remontan a los años antes del nacimiento y erupción del Volcán Paricutín en 1943, cuando nuestra abuela la Sra. Irene Murguía, originaria de la población de Corupo, municipio de Uruapan; al quedar viuda empezó a hacer pan para venderlo a los pobladores de San Juan Parangaricutiro, en un puesto frente a la iglesia que estaba en construcción, la cual quedó sepultada por la lava volcánica y de cuyos vestigios solo quedaron las dos torres, una de las cuales quedó inconclusa.

Posteriormente, en 1944 y debido a que el pueblo de San Juan Parangaricutiro quedó sepultado bajo la lava del volcán, nuestra abuela emigró a Uruapan, Michoacán; donde fundó junto con su nuevo esposo, el Sr. Daniel Chávez, la Panadería Irene en el Barrio de San Juan Bautista, conocido comúnmente como San Juan Quemado.

Con el paso de los años, uno de los hijos de la abuela Irene y del abuelo Daniel, el Sr. Apolinar Chávez Murguía, nuestro padre, se encargó de la panadería para hacerla más próspera; lo que lo animó a casarse e independizarse estableciendo con la colaboración de nuestra madre Elisa, su esposa, su propia panadería en 1964, en la Calzada Benito Juárez No. 111, Col. Ramón Farías, en la Ciudad de Uruapan; donde actualmente se ubica.

A través de la asociación con sus hijos en 1998 formaron la empresa denominada Panadería Don Poly SA de CV, en honor a su progenitor y fundador, con el objetivo de continuar con la modernización y expansión de la empresa, esmerándonos en el servicio y la calidad del producto, para seguir ofreciendo el mejor pan de la región, tratando siempre de satisfacer al más exigente paladar de nuestros consumidores.